Dark: La nueva joya de Netflix

Lo dicen en decenas de medios: Netflix está gastando carretadas de dinero en series y películas originales. Te podrías preguntar “Y ¿dónde están todas esas producciones? Ni con todos los estrenos que hay creo que se gaste tanto”, claro, porque no todas las producciones son de manufactura norteamericana, las hay de todo el mundo aunque no todas llegan a nuestro continente.

Una notable excepción es Dark, una producción alemana que está provocando revuelo entre los fanáticos del servicio de streaming por su fenomenal historia sci-fi y por retar la mente de sus espectadores como pocas series lo hacen. En el mundo hay mucha gente que está comparando Dark con Stranger Things, pero no tienen que ver nada una con la otra, incluso nos recuerda mucho más a Lost.

Stranger Things es un producto que busca explorar (y explotar) la nostalgía por los 80. Una producción spielbergueresca, fantástica y de final feliz, algo completamente norteamericano. Eso no significa que sea mala, es una buena serie pero hecha con la fórmula norteamericana de sentimentalismo, heroismo obvio que te permite ir satisfecho a dormir después de unas horas de entretenimiento. Para dejarlo claro, me gusta Stranger Things, es buena.

Por otro lado Dark es una serie alemana donde todo se desarrolla a un paso mucho más mesurado en el que te puedes tomar el tiempo de disfrutar del paisaje, de absorber la ambientación hasta los detalles de los efectos de sonido y la música. Los personajes no son niños que son felices hasta cuando un monstruo se los quiere comer, son adolescentes alemanes sombríos y serios que están descubriendo las drogas, el sexo, el amor… y en cuyo pueblo sucede algo muy raro. Es la fórmula europea de pensar, para descubrir tantos personajes, líneas de tiempo y hechos que te implican poder seguirle el paso. Dark es muy buena.

 

Las comparaciones entre Stranger Things y Dark seguramente sn porque ambas son la historia de un pequeño pueblo donde se pierde un niño y algo raro está pasando, pero es hora de dejar de hablar de la primera y enfocarnos en esta maravilla alemana.

El pueblo de Winden está en decadencia en el año 2019, en la década de los 50 pensaron que la construcción de una planta nuclear les aseguraría bienestar durante décadas, pero no fue así. Ahora Winden es un pequeño pueblo con adolescentes que quieren crecer para irse y adultos atorados en una vida de la que pensaron podían escapar. En medio del caos sucede una tragedia: Erik Obendorf, un adolescente del pueblo, desaparece sin dejar rastro y mientras la familia se desespera y exige que las autoridades lo encuentren, los esfuerzos de la policía, encabezados por Ulrich, simplemente no los llevan a ningún lado.

Por otro lado tenemos a los adolescentes, que quieren encontrar las drogas que Erik –que es famoso por ser el dealer de la escuela– dejó escondidas, por lo que comienzan el viaje para provocar una cadena de eventos y la desaparición de un niño: Mikkel Nielsen, un hecho que comienza a recordar a todos las desaparición de Mads Nielsen, justamente 33 años antes. Y es así como el rompecabezas se empieza a desenvolver y la pregunta que le da su razón de ser a la serie se le entrega al espectador. Lo importante no es dónde está Mikkel sino, ¿Cuándo está Mikkel?

Dark es una historia sci-fi que toma conceptos como agujeros negros, teoría del tiempo-espacio y hasta algunos filosóficos inspirados en Nietzsche, Hegel y Heidegger para contar la historia más básica de todas: el bien contra el mal, desde el punto de vista de varias generaciones y desde sus distintas edades, conocerás la historia de algunos personajes cuando fueron niños, adultos y adultos mayores, por ejemplo.

A momentos sentirás que necesitas una libreta para poder seguirle el paso a los personajes, sus relaciones y sus historias, como Ulrich de 1986 se desenvuelve y conoce a Katharina de 1986 y Ulrich en el 2019 busca a su hijo que se perdió en circunstancias tan extrañas como cuando se perdió su hermano Mads en 1986, o que Hannah no es tan buena persona en 1986 como parece en el 2019 y que Helge era una víctima en 1953, un cómplice en 1986 y alguien completamente arrepentido en el 2019.

Donde Stranger Things es un rompecabezas que se va armando frente a ti hasta dejarte la última pieza y una más para anunciar que habrá otra temporada, Dark son varios rompecabezas que están desarmados y debes comenzar a armar al mismo tiempo, mientras imaginas como se podrán ver al final con una guía que te puede confunfir si te distraes.

Muchos, norteamericanos por supuesto, se quejan de que es una serie lenta y compleja, pero es importante recordar que el entretenimiento norteamericano es obvio, ya digerido para las audiencias que los consumen. En Dark los personajes intentan forjar su destino y resolver varios misterios, sin darse cuenta de que la máxima del viaje en el tiempo es que no puedes cambiar lo que ya sucedió, lo que provoca una sensación de que llevan a cabo actos forzados para llevar la historia hacia adelante, cuando en realidad están haciendo algo que no pueden evitar… porque ya sucedió en la compleja línea de tiempo de la serie.

Aprovecha que estás de vacaciones, los diez episodios de Dark son dignos de verse en una sola sesión, y después es posible que quieras repasar algunos episodios para aclarar dudas. Lo mejor de todo es que Netflix hace un par de días anunció que ya se encuentran preparando la segunda temporada, ya sólo será cosa de esperar un año ¯\_(ツ)_/¯.

Dark Season 1

jadw Author