Extinct – Moonspell

A Moonspell le tomó 10 discos y 23 años llegar hasta aquí. ¿Cómo olvidar esa forma tan exageradamente dramática y ultra goth que destilan en Wolfheart o Irreligious? En esa época eran demasiado teatrales y cumpliendo con el manual de estilo del goth al pie de la letra.

No me lo tomen  mal, son muy buenos discos, pero Moonspell estaba siguiendo una línea muy exagerada en sus conciertos y sus letras, que de nuevo, no es algo malo, es simplemente que ya se ha visto y que generalmente no te lleva a ser tomado en serio. Desde que vi los teasers de Extinct, aquéllos en los que mostraban la imagen de la portada, me sentí muy atraído al concepto, se veía que sería algo muy distinto a lo que habían hecho durante años.

Con cada disco se han pulido, tomaron pasos hacia una madurez que de repente se notaba en algunos tracks, pero Moonspell era una banda que no tenía un gran disco, les hacía falta su Angel Dust, el disco que hará que muchos hablen de ellos y que sirva de lanzadera para pasar a ser recordados como una banda que logró trascender. Ahora ya lo tienen, Extinct es el álbum de Moonspell que todos recordarán.

Extinct es un álbum concepto y gira alrededor del fin de todo, no necesariamente la extinción de la raza humana. Como yo lo entiendo hay canciones acerca del fin del amor, de la llegada de criaturas que pueden resucitar (como zombies o las criaturas de The Last of Us), la muerte de una persona, de la decencia y mucho más.

 

 

El disco abre con la rola que también hace las veces de primer sencillo y de abridora en la gira: Until We Are No More (Breathe), y de inmediato notas la madurez a la que han llegado: las letras son distintas, al igual que la música, han dejado atrás ese rollo teatral que siempre han manejado y le dan paso a uno más enfocado a una oscuridad propia, no a la típica del goth de nuevo milenio.

La segunda canción, Extinct, la titular y también segundo sencillo tiene aún más fuerza que el primer track y es la canción sexosa del álbum, un amor frustrado, muerto y el deseo de un beso antes de que todo termine. Sigue Medusalem, que narra la caída de una ciudad tan vieja como el tiempo y tiene un ritmo cadencioso-pesado difícil de definir, pero imposible de olvidar, con coros como de antiguos egipcios clamando por su faraón.

Me clavo mucho en el cuarto track, pero más en su versión alterna, disponible en la edición de lujo del disco, una rola que habla de algunas criaturas que llegaron a provocar el fin del mundo y en las que se convierten todos los que mueren. Domina es para mi, por mucho, la mejor canción del disco.

 

 

En la edición alterna de la canción el ritmo en general sugiere algo que no es malo, no es una tragedia, es simplemente algo con lo que ya se vive, y ese es un gran punto a lo largo de todo el disco, es eso que Moonspell hizo suyo a lo largo de todo el disco, no es señalar la tragedia ni sufrirla, todas las muertes, extinciones, fines del mundo del disco son simplemente condiciones en las que se encuentran los protagonistas de las mismas, algo mucho más oscuro que todo lo que buscan los goths con su drama digno de puesta de escena lo sé muy bien, es un movimiento al que pertenecí durante años. No hay nada más oscuro que aceptar la oscuridad misma en vez de esforzarte por pertenecer a ella.

Hay muy buenos tracks en este disco: The Last of Us, que podría pertenecer sin problemas en el juego, Malignia, sobre una peligrosa Medusa, The Future is Dark que es la canción de un padre a su hijo sobre como el futuro terrible al que debe enfrentarse, porque sin niños no hay un futuro, una canción que me recuerda mucho al filme The Road.

Extinct lleva la idea de un álbum concepto al estilo Moonspell, toca varias bases, pero nunca se aleja de lo que se termina para no regresar nunca más, y es una declaración muy fuerte de parte de la banda. Todos los días se terminan cosas, y todos los días regresamos a ellas: relaciones, superhéroes que mueren, viejos hábitos. Pero cuando algo se extingue simplemente nunca regresará. Moonspell suelta la antigua piel que traía y abraza una nueva era, tanto que en su presente gira (que es un gran concierto y recomiendo mucho que vayan y que no se pierdan a la banda abridora: Septicflesh, cuyo vocal hizo el arte de Extinct) la mayoría de las canciones son de Extinct, con una embarradita de Wolfheart.

Extinct es un disco perfecto para los cínicos que dicen que el metal oscuro o el goth metaloso no tienen mucho a donde ir y no tiene espacio para crecer, seguro Moonspell lo llevará por nuevas direcciones en los próximos años.

jadw Author